Hechos respecto de la salvación

La salvación es gratuita.

 

La palabra del Señor establece que la salvación es por gracia (Efesios 2:8) Gratuitamente Dios nos ofrece la salvación. No es entonces algo bueno en nosotros u obras nuestras las que nos permitiran lograr la salvación.  Es aparte de nosotros. En la carta del apóstol Pablo a Tito se declara: " Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia," .... (Tito 3:4 y 5)

 

La salvación es obra de Dios.

 

La Biblia nos enseña que Dios amó de tal manera al mundo -a los seres humanos- que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda, mas tenga vida eterna (Juan 3:16) Y todo lo que Dios hace es glorioso. Todo lo creado, desde el átomo hasta el universo mismo, escapan a nuestra comprensión. Así es la salvación de Dios;    perfecta, segura, completa. Consumada en la cruz por nuestro Salvador, el Señor Jesucristo. ¿Cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande?

 

La salvación es un don de Dios

 

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de la luces, de Dios (Santiago 1:17). El Señor Jesucristo vino desde el cielo porque Él es del cielo. El Hijo eterno,  quien es Dios por sobre todas las cosas, en perfecta obediencia, vino al mundo para poner su vida en rescate por muchos, y derramó su sangre para limpieza de nuestros pecados.

 

La salvación es para tí

 

He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.

 

 

 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.
 
Hebreos 11:6